aeropuerto-solar

El primer aeropuerto solar del mundo

La terminal, que funciona íntegramente con paneles solares, no sólo genera el combustible que necesita para trabajar sino que produce un 15 por ciento de excedente. Y en los próximos cinco años, amortizarán el costo de la obra.

Prescindir de la energía eléctrica no es un objetivo fácil de lograr. Al menos, esa dificultad se hace gigante cuando de grandes demandas energéticas se trata. Sin embargo, en el último tiempo, surgió un ejemplo que parece contradecir esa hipótesis.

En la India, crearon el primer aeropuerto del mundo que funciona completamente con energía solar.

¿Cómo es el primer aeropuerto solar del mundo?

Aunque parezca perdido en el mapa, el aeropuerto de Cochín, en el estado de Kerala, es nada menos que el cuarto de ese país en cantidad de tráfico internacional.

El caso de la ciudad ubicada al sur del país asiático es emblemático, además, porque no sólo goza de una autonomía energética total, sino que produce más energía de la necesaria. Por día, este aeropuerto genera un 15 por ciento más de la energía que consume a diario y se estima que, en los próximos 25 años, evitará la emisión de 300.000 toneladas métricas de carbono.

Sustentable, inteligente y económico

La construcción del aeropuerto estuvo a cargo de la empresa alemana Bosch Ltd., que ganó la licitación y afrontó el gasto de alrededor de 10 millones de dólares. Según los encargados de la terminal ecológica, esos 10 millones se amortizarán en los próximos cinco años.

Asimismo, se estima que con el aeropuerto evitarán, en los próximos 25 años, la emisión de 300.000 toneladas métricas de carbono.

¿Cómo funciona el aeropuerto solar?

El sistema está compuesto por 48.154 paneles fotovoltaicos que generan 12 MWh al día.

En total, el aeropuerto cuenta, en una área de 19 hectáreas, con tres plantas de energía solar que, según consigna el diario Clarín, obtienen entre 50.000 y 60.000 unidades de electricidad por día.

Esta terminal presta servicio a más de 30 aerolíneas para vuelos locales e internacionales.

Ejemplos parecidos

Entre varios aeropuertos sostenibles que aprovechan las energías renovables, en el mundo hay dos que se destacan por sobre el resto.

eficiencia-energética

 

 

En Galápagos, su aeropuerto funciona con la combinación de energía solar y eólica.

 
eficiencia-energetica Y en George, en Sudáfrica, la terminal usa la red eléctrica sólo por la noche.

Vía Energía estratégica

Si estas interesad@ en temas sobre sostenibilidad te recomendamos que visites nuestro Blog  www.fomentoterritorial-sostenibilidad.es/

invento-hidrógeno-enrgías-verdes

Nuevo invento para almacenar energías verdes

Una de las principales razones por las que no acaban de estallar las energías renovables más comunes, como la fotovoltaica y la eólica, responde a los problemas de almacenamiento.

De hecho, es un talón de Aquiles que aspiran a solucionar numerosas propuestas. Otra cosa es que sean lo suficientemente competitivas en cuanto a fiabilidad y posibilidad de ubicación en lugares factibles, pues no es lo mismo generarlas a gran que a pequeña escala.

¿Cómo almacenar energías verdes de forma novedosa?

Ante la carencia de ideas geniales y la perentoria necesidad de que las haya, las novedades en este campo son muy bien recibidas, y la viralidad en la red está más que garantizada. Siempre, eso sí, que realmente ofrezcan una solución que cumpla todos los requisitos que exige la práctica.

Un equipo de la Universidad de Stanford y de Toronto acaba de presentarse un nuevo sistema especialmente eficaz para almacenar energías renovables. Sin embargo, todavía le queda mucho camino por andar.

Almacenar hidrógeno

medioambiente-energía-invento

 

Según sus autores, el invento es muy sencillo. Básicamente, se trata de un sistema que utiliza la electricidad producida a partir del sol o del viento para alimentar una “reacción electrolítica” con la que se logra separar los átomos del agua, obteniendo así hidrógeno que se utiliza como fuente de energía verde que se utiliza bajo demanda.

Resultados del sistema de almacenaje de hidrógeno

De este modo, se conseguirían dos objetivos:

Almacenar energía producida por tecnologías fotovoltaicas o por turbinas y también poder transportarlas fácilmente. O, lo que es lo mismo, se facilita la venta del excedente.

Para ello, tal y como se menciona en la revista Science, combinando hierro, tungsteno y cobalto crearon un catalizador capaz de separar el hidrógeno y el oxígeno cientos de veces. A su vez, se ha logrado triplicar la velocidad, con respecto a versiones anteriores.

El invento es interesante, pero todavía está en proceso de mejora. De acuerdo con Edward H. Sargent, participante en el estudio, se precisa hacer más catalizadores y conseguir una mayor eficiencia con los sistemas de electrólisis. Por último, y no de menor importancia, conseguir un precio competitivo es otro de sus desafíos todavía sin cumplir.

Vía Energías renovadas 

Si estas interesad@ en temas sobre sostenibilidad te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-sostenibilidad.es

Sistema DeltaStream energía del mar

Energía limpia de las mareas

Tras la expansión de energías renovables como la eólica o la fotovoltaica, puede ser el momento de la energía marina.

¿Qué es la energía de las mareas?

En un contexto mediambiental problemático como el actual, cada vez es más importante desarrollar y apostar muy fuerte por energías renovables.

Las más típicas suelen ser la eólica o la fotovoltaica, aunque se habla cada vez  de otras más novedosas, como por ejemplo la que aprovecha el movimiento infinito de las olas.

En Gales se encuentra uno de los proyectos mas prometedores, DeltaStream, está muy cerca de ser una realidad y nos muestra las ventajas del mar para generar energía limpia.

Aprovechando las fuertes corrientes marinas que se dan bajo la superficie del mar, DeltaStream será capaz de generar energía para más o menos 10.000 hogares.

Energía renovable del mar

Infraestructura para la energía renovable marina

Montado de pie, cuenta con una turbina de unos 15 metros, cuya flexibilidad le permite movimientos que siguen con fluidez los patrones de las corrientes. Incluye asimismo un estabilizador que hace que no sea derribado y se mantenga en la posición correcta. Tampoco es que resulte sencillo, ya que la estructura pesa 200 toneladas y tiene una proporción muy equilibrada.

Pruebas y financiación de este proyecto

DeltaStream será probado durante dos semanas en Ramsay Sound, un lugar con condiciones muy favorables para el experimento (actividad constante), como preparación para su plena entrada en funcionamiento.

Una vez se considere que la puesta en marcha del proyecto es viable, se instalarán nueve estructuras DeltaStream, que son las que en conjunto producirán la cantidad de energía mencionada.

El proyecto ha tenido financiación privada, pero también pública dados los beneficios ambientales que generará.

Beneficios de energía renovable marina

DeltaStream no sólo es un proyecto de energía renovable, sino que su impacto negativo en el medio marino es ínfimo, ya que no produce sonidos ni residuos que alteren la forma de vida de especies del mar.

Este punto forma parte de los principios sobre los que se asienta el proyecto. La pega de intentar aprovechar un sistema como este en cualquier parte es que al igual que no en todas las regiones del planeta hay luz o viento, no todo el medio marino tiene gran intensidad de mareas, por lo que invertir en sistemas similares sin estudios previos puede ser contraproducente.

Video del sistema DeltaStream

Vía ThinkBig

Si estas interesad@ en temas sobre sostenibilidad te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-sostenibilidad.es

Vuelve la bombilla tradicional

Vuelve la bombilla tradicional

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han desarrollado una técnica que puede mejorar significativamente la eficiencia de la denostada bombilla incandescente tradicional. Concretamente, han encontrado una manera de reciclar la energía de residuos, centrada en el filamento donde se re-emite luz visible.

El porqué de la mala fama de las bombillas tradicionales

Las bombillas incandescentes, desarrolladas por Thomas Edison, funcionan calentando un fino alambre de tungsteno a temperaturas de alrededor de 2.700ºC. Ese hilo caliente emite lo que se conoce como radiación de cuerpo negro, un amplio espectro de la luz que proporciona un aspecto cálido y una representación fiel de todos los colores en una escena.

Estas bombillas tienen un problema importante, más del 95% de la energía que entra en ellas se pierde, la mayor parte en forma de calor. Es por eso que se consideran una tecnología ineficiente y poco a poco se van eliminando y sustituyendo por las LED, que son significativamente más eficientes, en torno al 13 por ciento, según ha indicado los expertos.

¿Que tiene de novedad esta bombilla?

Los investigadores, que han publicado sus hallazgos en la revista Nature Nanotechnology, han intentado darle una nueva oportunidad a la bombilla y para ello, han creado un proceso de dos etapas.

La primera etapa

consiste en un filamento de metal calentado convencional, con todas sus pérdidas concomitantes. Pero en lugar de permitir que el calor residual se disipe en forma de radiación infrarroja, estructuras secundarias que rodean el filamento capturan esta radiación y la reflejan de vuelta al filamento para ser reabsorbido y emitido de nuevo como luz visible.

Estas estructuras con forma de cristal fotónico, están hechas de elementos abundantes en la Tierra y pueden fabricarse utilizando tecnología convencional.

La segunda etapa

Los del MIT aseguran que ese segundo paso supone una gran diferencia en la eficiencia con la que el sistema convierte la electricidad en luz. Si la eficiencia luminosa de las luces incandescentes convencionales es entre el 2 y 3 por ciento, la de los fluorescentes, entre el 7 y 15 por ciento, y la de la mayoría de los LEDs compactos entre el 5 y 15 por ciento, las nuevas bombillas incandescentes de dos etapas podrían alcanzar eficiencias de hasta el 40 por ciento.

Lo cierto es que las primeras unidades de prueba realizadas por el equipo aún no alcanzan ese nivel, sino el 6,6 por ciento de eficiencia. Pero incluso ese resultado preliminar coincide con algunas de las lámparas fluorescentes compactas y LED de hoy en día. Y supone una triple mejora sobre las bombillas incandescentes actuales.

La nueva bombilla o el “Reciclaje de luz”

El equipo se refiere a su trabajo como «reciclaje de la luz», ya que su material coge las longitudes de onda no deseadas, inútiles, de energía y las convierte en longitudes de onda de luz visible que sí se desean. “Se recicla la energía que de otro modo se perdería”, explican.

Una de las claves de su éxito fue el diseño de un cristal fotónico que trabaja en una amplia gama de longitudes de onda y ángulos. Los resultados son bastante impresionantes, demostrando una luminosidad y eficiencia energética que rivalizan con las de las fuentes convencionales incluyendo fluorescentes y bombillas LED, cuenta Alejandro Rodríguez, profesor asistente de ingeniería eléctrica en la Universidad de Princeton, que no participó en este trabajo.

Los investigadores creen que las LED «son grandes cosas, y la gente debería comprarlas», pero que su trabajo puede permitir ampliar el campo y dar un respiro a una tecnología que ya existe y se puede mejorar.

Vía Abc  

Si estas interesad@ en temas sobre sostenibilidad te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-sostenibilidad.es

 

Árboles artificiales

ÁRBOLES ARTIFICIALES, ¿PARA QUE?

Árbol natural Vs Árbol artificial

Hay muchas cuestiones en las cuales se suele presentar debate sobre si es mejor lo artificial o lo natural.

¡Claro¡,  la gran mayoría prefiere lo natural, pero el hecho de que lo prefiera no implica que lo que mas utilice, porque realmente en la actualidad ,utilizamos mayoritariamente cuestiones artificiales.

Y hoy presentamos una tecnología que cuando la comento a mis conocidos no les agrada.

Árboles artificiales que generan energía eléctrica, ¿como te quedas?.

Cuando hablamos de árboles artificiales inmediatamente dicen, ¿para que queremos eso?, que mejor nos dediquemos a plantar árboles reales.

Pero ambas cuestiones no se hacen competencia, y si lo hicieran creo que hay espacio en el mundo para todo. Pero bueno, los árboles artificiales sobre los que os queremos comentar hoy, tienen como objetivo captar energía luminosa para luego convertirla en energía eléctrica. Esto no puede ser malo, ¿verdad?.

Lo interesante de estos árboles, desarrollados por científicos finlandeses, es que podrán utilizarse tanto en exteriores como en interiores. La gran ventaja de esta tecnología es que es modular, y como suele ocurrir con lo que es modular, abarata sus precios rápidamente, porque uno se olvida de fabricar piezas específicas, y se enfoca en piezas iguales.

Materiales y tecnología de los árboles artificiales

Las hojas de estos árboles artificiales se fabrican imprimiendo un material orgánico que es fotosensible y son las encargadas de capturar y convertir la luz que les rodea. Después la energía eléctrica se almacena en lo que simula ser el tronco del árbol, que a su vez a sido impreso en 3D con un material biológico basado en la madera.

Tampoco es que la energía almacenada de para mucho, pero se mencionar que con ella se podrán recargar dispositivos electrónicos, por lo que le vemos mucho futuro en lugares públicos, tales como aeropuertos, donde nunca sobran puntos eléctricos. Incluso la energía eléctrica almacenada podría dar para encender luces LED.

Aquí os dejamos el Vídeo de estos árboles artificiales

Vía desenchufados.net