predicciones-eficiencia-energetica

10 predicciones sobre eficiencia energética

Sabemos que predecir el futuro de la eficiencia energética es muy arriesgado, pero si juntamos a una serie de expertos internacionales del sector nos pueden dar algunas pautas que posiblemente se cumplan.

Desde  CLEAResult una empresa consultora internacional, ha reunido a diferentes profesionales del campo de la eficiencia energética que además,  abarcan diferentes sectores como el tecnológico, la política o la arquitectura para ofrecer las posibles claves en sus años venideros.

¿Qué nos deparará la eficiencia energética en el futuro?

He aquí las predicciones en eficiencia energética.

Tecnología LiFi

Un nuevo termino, pero… Qué es LIFI? Si no has oído hablar este término, es muy posible que este año suene con mucha fuerza. El significado de LiFi (Light Fidelity) o comunicaciones por luz visible, es la tecnología de comunicación basada en la luz que usa ondas de luz en vez de la tecnología de radio para dar datos. Es decir, con esta tecnología, las lámparas LED compatibles con Li-Fi pueden hacer llegar los datos a velocidades extremas.

La tecnología LiFi aumentará el valor ofrecido por los sistemas de iluminación, dando la ocasión de reunir y compartir datos. Las compañías tecnológicas del sector de la iluminación empezarán a incorporar Li-Fi en muchas de las luces de techo para conseguir transferir datos e información a una velocidad alarmante, en realidad, su velocidad es 100 veces superior a la del WiFi tradicional. El termino apareció en una conferencia TED en el 2011 sobre comunicación con luz visible, pero es ahora cuando está tomando una mayor fuerza tras haberse testado en ambientes reales.Dejamos un vídeo para empezar a comprender cómo funciona el LiFi.

Evolución en los programas ante la demanda

Tecnologías de software y dispositivos móviles no sólo están cambiando nuestra vida día a día, están cambiando la forma en que los servicios públicos aseguran la comunicación de la red y se comunican con el consumidor o los usuarios en tiempo real.

Con el auge de la tecnología en la nube, análisis de datos y las redes sociales, los servicios públicos están recurriendo a la demanda del comportamiento de respuesta (Behavioral Demand Response – BDR) programas que combinan el poder del análisis en tiempo real y la comunicación para llegar a los usuarios obteniendo un mayor control y facilitando acciones administrativas tanto para los usuarios como la administración.

Los vehículos eléctricos en la red

La venta de coches eléctricos está subiendo de forma contundente. Los servicios públicos tienen que adaptarse y crear estrategias para ayudar a conectar el nuevo parque automovilístico a la red. La demanda de vehículos eléctricos no va a crecer sin un compromiso más activo que abarca desde los fabricantes a los concesionarios de automóviles incluyendo las administraciones.

El año 2015, terminó con unas ventas de vehículos eléctricos superiores a las 75.000 unidades en Europa, un ascenso del 48,5% respecto a 2014.

eficiencia-energética

En la gráfica se puede corroborar que las ventas del vehículo eléctrico están en auge.

Nuevos servicios de iluminación en la industria

Muchos sectores de la industria buscan actualizar su iluminación “antigua” por los nuevos Leds, pero uno de los mayores obstáculos era el costo inicial. La aparición con fuerza de la “iluminación como servicio” va a cambiar este aspecto. Los proveedores de servicios cambian las luces ineficientes con soluciones nuevas y eficientes energéticamente, sin costo alguno para el empresario. Los proyectos son pagados a través del ahorro de energía y mantenimiento que el proveedor rinde en última instancia. Las actualizaciones de contratos ya son una realidad y opción válida que el empresario deberá de considerar con fuerza para mejorar su eficiencia energética.

Big Data ofrece grandes perspectivas

A medida que la proliferación de dispositivos y tecnología crece, cada vez hay más datos disponibles (Big Data = Sistemas que manipulan grandes conjuntos de datos) para ayudar a comprender el comportamiento del cliente y usuario. A medida que los servicios públicos recopilan más información entienden más al consumidor, muchos de ellos deberán recurrir a estos datos para mejorar su relación con el usuario.

Para aprender más, dejamos una conferencia TED sobre el Big Data subtitulada en español.

Se amplía el compromiso digital

El compromiso digital tendrá un impacto más profundo en los servicios públicos en el 2016 y los restantes años. Marketing y comercialización de tecnología digital significa utilidad, es decir, hacer más con menos recursos proporciona ahorros y eficiencia.  También ofrece unas mayores métricas que puedan evaluar el rendimiento dentro y fuera de los servicios públicos.

HEMS Aumento del ahorro en el hogar

Sistemas de gestión de energía en el hogar, los llamados HEMS (Home Energy Management Systems) van más allá del medidor inteligente o de un sistema conectado, engloban innovadoras tecnologías para ahorrar, generar y almacenar energía en el hogar (Un ejemplo sería la famosa batería de Tesla Powerwall).

Estos sistemas proporcionan datos valiosos y un mayor ahorro de los usuarios finales. Un sistema que es fácil de implementar en los hogares y que pueden incluso proporcionar información sobre los servicios públicos. Aquí entra también la famosa tecnología de Internet de las cosas.

Un aumento de la política

Se debatirá más desde la política, si cabe, sobre el consumo de energía desde la perspectiva del ahorro y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Nuevas políticas energéticas que abarcan nuevas regulaciones ante el acuerdo alcanzado COP21 en París.

Monitorización optimizada y en tiempo real de la industria

La información en tiempo real, utilizando software de gestión de la energía apoyará otras tendencias que hemos identificado. Su uso en instalaciones industriales empujará a la optimización continuada de los sistemas de reducción en los costes energéticos y de mantenimiento mientras que disminuye el tiempo de inactividad y aumentar la productividad. Muchas empresas están integrando cuadros de mando con controles de gestión de la energía en sus sistemas.

Crece la auto-generación de energía

El sector de la Industrial implicada en sistemas de auto-generación de energía se incrementará en la forma de las energías renovables, la generación de recuperación de calor, sistema de cogeneración… etc. Las tecnologías de mayor eficiencia para la generación y el uso de los residuos como fuente de combustible (Ejemplo, Biomasa).

También hay beneficios localizados a que el consumidor final tenga una menor dependencia de la red pública en beneficio de ahorros, utilización de combustibles “limpios” y la disminución de los residuos.

Vía Ovacen.com

Si estas interesad@ en temas sobre sostenibilidad te recomendamos que visites nuestro Blog  www.fomentoterritorial-sostenibilidad.es/

 

 

Cargar el móvil con el cerebro

¿Podríamos cargar el móvil con el cerebro?

Desde que Morfeo explicó en The Matrix cómo las máquinas utilizaban a los seres humanos como baterías, hemos estado fascinados con la idea.

¿Puede el cuerpo humano generar corriente como para cargar un móvil?

Decidimos averiguarlo preguntando a los expertos el tiempo que tardaría un cerebro humano en cargar un Smartphone.

Teóricamente se puede. Se tardarían unas 70 horas para lograr alcanzar el 100% de la pila de un iPhone 5c gracias a la electricidad neuronal.

La materia gris cuenta con miles de millones de ‘cables’ que funcionan mediante impulsos eléctricos.

La obsesión por no quedarse sin batería en el móvil ha llevado a los científicos a plantearse multitud de soluciones diferentes para que los usuarios de los smartphones no se queden desconectados de la red ni un sólo minuto.

Ya hay gente que lleva una carga de recambio y existen también dispositivos portátiles que le traspasan energía a los terminales. Sin embargo, todos esos remedios solo son un alivio temporal y siempre terminan necesitando de un enchufe a la red eléctrica que les devuelva la vida.

Los investigadores ya se han planteado algunas formas novedosas de cargar los teléfonos de manera inalámbrica como incluir pantallas de energía solar a los dispositivos o cargarlos con el propio cerebro.

¿Cómo cargaríamos los terminales con nuestro cerebro?

Con la masa gris, con los sesos, con la sesera. O más concretamente, con la energía que este órgano produce de manera natural.

Esta novedosa propuesta nos daría la posibilidad de recolectar la electricidad con la que funciona el cuerpo humano y transformar esa energía en más batería para el smartphone.

De momento, parece casi imposible que se pueda recolectar la electricidad del cerebro para reutilizarla. Sin embargo, se calcula que si fuera posible enchufar por ejemplo, un iPhone 5C a la red neuronal, con la energía que esta genera, se tardarían unas 70 horas en alcanzar el 100% de carga.

Teoría de lo posible

La teoría es sencilla. Todo movimiento del cuerpo está controlado por impulsos eléctricos, con sus voltios, sus amperios, y sus vatios. De hecho el cerebro tiene miles de millones de ‘cables’ que son conductores de la electricidad.

Cada vez que una neurona se activa produce un pequeño cambio en la tensión que causa un nanoamperio de corriente. Esto supone una minúscula cantidad de intensidad, pero el cerebro humano tiene aproximadamente 80 mil millones de neuronas, y los científicos creen que al menos un 1% de ellas está siempre funcionando.

Así que, si 800 millones de neuronas están funcionando a la vez, la electricidad que se produce es la equivalente a 0,085 vatios, la misma cantidad que se necesita para encender un bombilla LED.

Con estas cifras, por ejemplo un móvil iPhone 5c necesitaría 68 horas para cargarse por completo consumiendo el 100% de la energía generada por el cerebro, lo cual supone un pequeño problema de gestión de recursos.

Nuestro smartphone se convertiría en un parásito que, durante casi tres días absorbería toda la capacidad cerebral. Por ello, para que además de dedicarnos al móvil en cuerpo y alma, pudiéramos realizar otras tareas como usar el Whatsapp o mandar un tweet, sería necesario que solo el 1% de toda la energía generada por la masa gris se dedicara a cargar el teléfono.

Esto supondría que tras 285 días de tener el smartphone enchufado al cerebro lograríamos alcanzar el 100% de la pila.

Este vídeo explica cómo se produce la electricidad en el cuerpo humano.

De momento, la alternativa de utilizar el cerebro como cargador de dispositivos móviles no parece muy útil.

Habrá que esperar a ver qué otras soluciones nos ofrece la ciencia para el problema de la batería del teléfono.

Si les damos tiempo esta teoría puede ser una realidad, pero me dan escalofríos sólo de imaginármelo, mejor recurrir a la energía solar, ¿no?.

Vía diarioecología

Si estas interesad@ en temas sobre sostenibilidad te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-sostenibilidad.es