celulas-fotovoltaicas-organicas-fachadas-edificios

Células Fotovoltaicas Orgánicas integradas en Envolventes de edificios

Expertos europeos han desarrollado nuevas células fotovoltaicas orgánicas que, integradas sobre ventanas y fachadas acristaladas de edificios e instalaciones, mejoran su eficiencia energética gracias a su alto nivel de transparencia y captación de energía. Se trata de una de las principales novedades expuestas en Barcelona en el marco de la jornada ‘OPV Workshop: A new technology to market’.

celula-organica

En esta jornada técnica, celebrada el 7 de octubre de 2016, investigadores han dado a conocer los últimos desarrollos tecnológicos en este ámbito. Las células fotovoltaicas orgánicas (OPV) son materiales que se caracterizan por su ligereza, adaptabilidad a diferentes tipos de superficies y, muy especialmente, por su transparencia.

Este último elemento resulta más atractivo para su instalación en ventanas, fachadas acristaladas y otros elementos arquitectónicos que faciliten la entrada de luz a edificios ya que, a diferencia de las células opacas actuales, además de captar la energía solar, permiten el paso de la luz al interior con una transparencia uniforme.

Durante la mesa científica, se han expuesto los resultados de las investigaciones Solprocel, Mujulima y Artesun, financiadas por el 7º Programa Marco de la Unión Europea, enfocadas a la producción de nuevas OPV que mejoren su rendimiento en cuanto a absorción de energía, durabilidad y reducción de los costes de producción.

En este sentido, se ha presentado una nueva célula transparente con cristales fotónicos capaz de adaptarse al color de la superficie. Esta tecnología fotovoltaica puede resultar de gran utilidad para la construcción de edificios sostenibles basados en el autoconsumo energético, así como para mejorar la eficiencia y reducir la factura de aquellas instalaciones ya existentes con un uso intensivo de energía.

El objetivo final de los proyectos presentados durante la jornada técnica es la entrada en el mercado de sus tecnologías. En este sentido, una mesa redonda ha abordado las barreras que habitualmente deben afrontar las investigaciones de I+D a la hora de ofrecer sus innovaciones a empresas, así como posibles soluciones a través de casos de éxito.

La jornada se ha cerrado con una sesión sobre el estado actual de las OPV, las oportunidades de futuro que ofrece y el nicho de potenciales clientes que esta tecnología puede llegar a abarcar.

Vía eseficiencia.es

Si estas interesad@ en temas sobre sostenibilidad te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-sostenibilidad.es

 

La ciencia se atreve con Popeye

Espinacas para mejorar la eficiencia energética

Científicos de la Universidad de Vanderbilt (Estados Unidos) han presentado recientemente el reporte de sus investigaciones en la revista científica Advanced Materials, donde exponen que han utilizado espinacas para mejorar la eficiencia de las celdas fotovoltaicas.

Espinacas y celdas solares no suenan como una combinación lógica, pero la investigación es bastante interesante y seguramente dará mucho de que hablar.

¿Cómo han conseguido mayor eficiencia con las espinacas?

Básicamente los investigadores han extraído una proteína de las hojas de la espinaca, la cual han manipulado juntándola con el silicio de las celdas, para crear una especie de celda bio-híbrida.

Al adicionar la proteína de la espinaca aumenta la capacidad de conversión de la luz en energía electroquímica, con la cual se produce a su vez mayor corriente eléctrica.

La proteína en cuestión es la Fotosistema 1 (PS1), que es una de las encargadas de absorber energía luminosa para que el proceso de fotosíntesis se lleve a cabo. Lo interesante de esta proteína es que mantiene su funcionamiento activo aún cuando es extraída de la planta, y lo más importante, sin disminuir su capacidad de captación de luz.

Ventajas de utilizar la proteína de la espinaca

Lo interesante es, que la extracción de esta proteína no es un proceso costoso, por lo que el coste de construcción de celdas solares adicionadas con proteína PS1 no se dispararían y podrían competir en precio con las celdas convencionales, siendo su eficiencia mayor.

De momento falta realizar investigación respecto a la cantidad de proteína PS1 que debe existir por centímetro cuadrado para aumentar la eficiencia al máximo sin que los costos comiencen a elevarse, pero dada la factibilidad de esta tecnología es posible que a corto plazo se implemente de manera comercial.

Vía desenchufados.net 

Si estas interesad@ en temas sobre sostenibilidad te recomendamos que visites nuestro Blog  www. fomentoterritorial-sostenibilidad.es